Juego responsable

Los juegos de azar y las apuestas deberían considerarse medios de diversión, no de ingresos. Y aunque estas actividades de ocio sirven de distracción, por lo común, nunca interfieren con los deberes y las responsabilidades de una persona. Mientras que la mayoría de los consumidores entiende que se trata de una simple forma de entretenimiento, otros desarrollan un deseo irrefrenable de seguir apostando a pesar de los estragos que esto causa en su vida.

Es debido a esta incontrolable urgencia psicológica de jugar y apostar, conocida como ludopatía, por lo que hemos elaborado esta guía práctica, que te ayudará a reconocer en tu conducta los síntomas de un hábito de juego problemático y poco saludable o, incluso, de una posible adicción a las apuestas. También te explicará lo que puedes hacer, como jugador, para protegerte de tal trastorno.

Aunque la mayoría de los jugadores nunca desarrolla una dependencia a las apuestas, 
ni llega a experimentar los síntomas del juego problemático, es muy fácil que los indicios de la ludopatía pasen desapercibidos. Por ello, es importante que administres tus fondos de manera responsable, además de que fijes límites al momento de apostar en un casino y que estés consciente de por qué y cómo estas jugando.

Nunca persigas pérdidas

Una de las sugerencias que no dejamos de recalcar es nunca perseguir tus pérdidas anteriores en un casino. Recuerda, no recuperarás el dinero que perdiste apostando más, solo terminarás incurriendo en otras pérdidas, que también intentarás remediar. Esto crea un ciclo vicioso difícil de romper. Debes entender que es posible perder todos tus fondos sin haber ganado nada, y que no será posible obtener ganancias por el hecho de seguir apostando.

Los juegos de casino están basados en el azar. En ellos, el operador siempre tendrá una ventaja sobre el jugador, algo conocido como la ventaja de la casa, o, en otras palabras, la utilidad que se percibe en la forma de un porcentaje de la apuesta del usuario. Esto significa que, estadísticamente, el casino ganará más a menudo. Es su manera de generar ganancias y financiar su negocio.  

Aunque no puedas influir sobre los resultados del juego, es posible controlar la rapidez con la que perderás tu dinero eligiendo entre juegos de bajo y alto riesgo. Algunas tragamonedas, por ejemplo, presentan una varianza alta; mientras que otras, una baja. La volatilidad describe la frecuencia con que ganarás en las maquinitas, así como el tamaño de la recompensa que entregan. En otras palabras, se utiliza para referirse al promedio entre premios y tiradas.

En el caso de la ruleta, el tipo de apuesta determina el riesgo de esta misma. Algunas se denominan de bajo riesgo, como las que se hacen al rojo o al negro o a las columnas. Estas son menos arriesgadas que apostar a un solo número o a cuatro de ellos. Es decir que, cuanto mayor sea la probabilidad de ganar, menor será el riesgo implícito, pero esto también afecta el monto de las ganancias.

Si bien puede ser tentador continuar apostando después de haber perdido varias veces, lo mejor es calmarte, aceptar la derrota, dejar de jugar y desconectarte del casino. No vale la pena arriesgar todo tu dinero pensando que eventualmente tendrás una racha de buena suerte.

Para ayudar a frenar el impulso de prolongar el juego cada vez que sufres una sucesión de pérdidas, puedes imponerte límites que restringen cuánto dinero puedes perder en un determinado plazo.

Nunca apuestes dinero que no puedes perder

Parece una regla bastante obvia, sin embargo, muchos jugadores aficionados la ignoran, prefiriendo jugar con dinero que está destinado al pago del arriendo, de los servicios básicos (luz, agua e internet) o del mercado. Es de vital importancia no gastar tus fondos en apuestas si no puedes darte el lujo de perderlos.

Derrochar en un casino el dinero que ahorras para cubrir tu costo de vida, creyendo que podrás recuperarlo luego, es un clásico síntoma de la ludopatía. Recuerda, los juegos de azar no son una fuente de ingresos, puesto que es más probable perder dinero apostando que ganarlo. Sobra decir que tampoco debes pedir préstamos para jugar: esto sólo te causaría mayores problemas económicos a largo plazo.

Este trastorno de adicción ha sido la ruina de muchos jugadores y sus familias. Es por eso por lo que te instamos a que apuestes con moderación, y solo cuando estés de buen humor o tengas dinero extra en la cuenta, el cual no perjudicará tu bolsillo si lo pierdes.

Toma un descanso de los juegos

El tiempo vuela cuando quedas absorto viendo la pantalla de tu tragamonedas favorita o las cartas dispuestas en una mesa de blackjack. En tan solo un parpadeo, pueden transcurrir horas, que se sentirán como unos pocos minutos desde tu perspectiva. Ahora bien, para interrumpir este trance, existe la función del Reality Check, una especie de recordatorio del tiempo que llevas acumulado apostando en una sesión. Por lo común, muchos casinos te permiten fijar límites a esta función, algo que puedes hacer desde las opciones de configuración de juego responsable.

Por otro lado, es recomendable tomar descansos regulares cuando estés apostando, de manera que puedes despejar la mente y reducir el estrés, especialmente si se trata de un juego de estrategia, como el blackjack, en el que tu decisión conduce a la victoria o a la derrota. El cansancio mental tiene un efecto negativo en tu capacidad de tomar decisiones, así que, cuando te sientas agotado, lo mejor es hacer una pausa, reposar un rato y empezar de nuevo.

Nunca juegues cuando estés ebrio

No hace falta explicar cómo se comportan las personas en estado de ebriedad. El alcohol disminuye las inhibiciones, lo cual tiene un impacto negativo en tu estilo de juego.

Cuando apuestas borracho, se reduce tu tiempo de reacción y aumentan los errores durante la toma de decisiones. Además, te vuelves incapaz de medirte y ponerle fin al juego. Y si bien es cierto que para hacer girar los carretes de una tragamonedas no necesitas estar sobrio, cuando se trata de un juego estratégico, como el blackjack, el alcohol puede ser un inconveniente, dado que deteriora tu sentido común.

Deja de jugar cuando te enfades o te agites

Se supone que los juegos de azar son divertidos y emocionantes; sin embargo, cuando pierdes muchas rondas seguidas, tu enojo puede aumentar a medida que el juego continúa.  

Si te sientes irritado mientras apuestas, detente y tómate un descanso. Calma tus ánimos distrayéndote con otra cosa. Y no sigas jugando si tienes la esperanza de conseguir una gran victoria tras una mala racha. Es posible que esto no ocurra, lo que te decepcionaría aún más. Ten en cuenta que puedes establecer límites de pérdidas en muchos casinos.

Estableciendo límites en el casino

La mayoría de los casinos en línea con licencia válida permiten a los jugadores aplicar límites para garantizar un juego responsable. Entre estos figuran los de depósitos, los de pérdidas y los de tiempo de juego, por nombrar solo algunos.

Con un límite de depósito, puedes restringir la cantidad de dinero que depositas en el casino durante un periodo determinado, que varía entre un día, una semana y un mes. Del mismo modo, el límite de pérdidas controla la suma de dinero que puedes perder en un periodo especifico.  

La función de Reality Check te recuerda cuánto tiempo llevas jugando en el casino.

La autoexclusión en los casinos en línea

Muchos operadores también ofrecen la opción de autoexcluirte del casino. No obstante, esta varía según el país de residencia. Algunas jurisdicciones incluso tienen esquemas de exclusión nacional, como Gamstop en el Reino Unido o Spelpaus en Suecia.

Una vez inscrito en una de estas listas de exclusión, no podrás apostar en ningún casino con licencia inglesa o sueca hasta que decidas lo contrario.

En general, la exclusión se aplica a un casino en particular, ya sea por un tiempo determinado o indefinido, aunque también puede incluir todas las marcas de un solo operador.

Hazte una prueba para evaluar tus hábitos de apuestas

En el caso de no estar seguro si eres ludópata, puedes realizar pruebas gratuitas y confidenciales que te ayudarán a determinar si tus hábitos de apuestas son problemáticos o no.

Estos exámenes están basados en las clasificaciones del juego patológico que ofrece el DSM-IV, el DSM-V y el PGSI, por lo que no siguen criterios arbitrarios.

Es posible hallar estas pruebas en los sitios web de fundaciones dedicadas a la lucha contra la ludopatía. A continuación, se enumeran algunas de ellas, y aunque tu país no aparezca en la lista de jurisdicciones donde operan, es posible contactarlas de todos modos.  

Además, una rápida evaluación en línea de 5 preguntas en fejar.org ↱ puede darte una idea de la magnitud de tu problema, y, según el resultado, recomendarte una línea de acción.

Recuerda, la ayuda siempre está disponible y, además, es gratis. Para que las apuestas sigan siendo divertidas, juega con responsabilidad.

España: jugadoresanonimos.org ↱ Teléfono: +34 670 691 513
México: jamexico.org/ ↱ Teléfono: 899-274-5015
Argentina: jugadoresanonimos.org.ar/ ↱ Teléfono: +54 (11) 4328-0019
Chile: jugadoresanonimos.cl/ ↱ Teléfono: +54 (11) 4328-0019
Perú: jugadoresanonimosperu.com/ ↱ Teléfono: +51 995749000
Colombia: jugadoresanonimoscolombia.org/ ↱ Teléfono: +57 3017633314


Apostar en los juegos de casino es una actividad con restricción de edad. Antes de jugarlos, asegúrate de tener la edad legal para hacerlo, según las leyes del país donde resides (normalmente 18 años). Si las apuestas están prohibidas en su país, por favor, cierre este sitio web.

CasinoFortunaEnLinea es un sitio web afiliado. Recibimos una comisión por las referencias de los clientes. Hacemos todo lo posible para que la información en la página permanezca actualizada y sea precisa. Sin embargo, no siempre podemos garantizar esto, ya que los términos y condiciones de los casinos pueden cambiar con el tiempo. Así que, por favor, revisa los términos cuando te registres. Sólo promocionamos operadores con licencia y buena reputación, que hayan sido examinados previamente por nuestros expertos.

18 plus  GWPA seal juegoseguro    jugarbien

Copyright © CasinoFortunaEnLinea.com 2020-2021